Psicología a domicilio

El tiempo, un bien limitado

Vivimos en un mundo en el que el tiempo se ha convertido en el bien más escaso. El trabajo, las obligaciones y el tiempo que nos ocupan las rutinas del día a día, dificultan en muchos casos tener acceso a ciertos servicios, como la atención psicológica. 

Además de la falta de tiempo y la comodidad que supone la atención domiciliaria, existen personas que por problemas de movilidad o salud, no tienen la oportunidad de acudir al psicólogo. Por tanto a través de la psicología a domicilio, este problema quedaría totalmente solucionado.

reloj
Psicología a domicilio

Actuando en el contexto

También hay que tener en cuenta el contexto en el que se producen los problemas, ya que si se interviene en el hogar de la persona, los resultados positivos de la intervención psicológica pueden incluso verse potenciados; especialmente en la psicología de la infancia y la adolescencia.

Por estos, y otros motivos, se plantea la atención psicológica a domicilio. El concepto es muy sencillo: El psicólogo se desplaza hasta el domicilio del paciente para realizar las sesiones de psicología, como si de una consulta normal se tratase.

Esta nueva forma de trabajar, pone al alcance de las personas un servicio psicológico de calidad si por falta de tiempo, por dificultades o simplemente por comodidad, lo necesitan.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies